Publicado: 30 de Octubre de 2017 a las 20:23

Dos meses dentro, mis cambios físicos son mucho más sutiles... perdiendo esa terca grasa visceral de mi vientre y mis piernas. La hinchazón es una cosa del pasado. Mi piel no se rompe una vez al mes como solía hacerlo, y no estoy viendo casi tantos parches de eczema en mis piernas y brazos.

Pero, mis cambios favoritos son la claridad mental, la energía limpia, sostenible, el impulso de ánimo diario, y la eliminación del dolor. Las únicas cosas que duelen ahora son mis mejillas de sonreír

No es hora de que empieces a amar la vida otra vez?

www.valentuscantabria.es